La buena música alarga la vida,... o al menos nos acompaña en el trayecto


No conozco a nadie a quien no le guste la música. Cada uno tiene sus propios gustos musicales y a menudo los unos no somos capaces de ver qué placer encuentran otros en ese estilo que no nos gusta; pero nunca he oído decir a nadie que no le guste la música. La música tiene la capacidad de expresar lo que sentimos y hasta de transformar esos sentimientos... y quién podría huir de eso. ¿Quién querría huir de eso?

Yehudi Menuhin, famoso violinista y director de orquesta, dijo una vez "estoy seguro de que la buena música alarga la vida" No sé si existirá algún estudio científico que corrobore tal afirmación y, por supuesto, no me la tomaré en sentido literal (no voy a sustituir mis pastillas por el concierto para violín de Tchaikovsky 😄) pero lo que no me cabe duda es que vivir es sentir y en eso de hacernos sentir, la música es la gran maestra.
Quién no ha buscado alguna vez, estando muy triste o muy alegre o muy cansado o muy enamorado o..., a la música como compañera. En muchas ocasiones habla por nosotros mejor que nosotros mismos. La letra de una canción puede convertirse en pura poesía para nuestros oídos si al escucharla estamos oyendo las palabras de nuestro interior. Cuántas veces no habré pensado: ¡Eso es exactamente lo que yo habría querido expresar!
No sé si la música alargará la vida, pero como dijo uno de mis compositores favoritos, el gran Tchaikovsky: Si no fuera por la música habría más razones para volverse loco.
Y como no podía ser de otra manera, termino esta pequeña reflexión con una de mis canciones favoritas y una traducción de su hermosa letra. Se la quiero dedicar especialmente a todos aquellos que sienten que ahora mismo están en el límite o que sus días son más oscuros que diciembre y a todas aquellas personas que nos quieren y nos acompañan en la vida y que, como la música, saben hacernos sentir y emocionarnos.

High (Lighthaus Family)

Cuando estés a punto de llorar recuerda
que todo esto pasará algún día.
Un día vamos a llegar muy alto.
Aunque ahora esté más oscuro que en diciembre,
lo que está por llegar es de un color diferente.
Un día vamos a llegar muy alto.
Y al final del día, recuerda los días
en que estuvimos cerca del límite.
Y nos preguntaremos cómo hicimos para atravesar la noche.
Y al final del día recuerda la manera
en que permanecimos tan unidos hasta el  final.
Recordaremos que éramos tú y yo.
Porque siempre seremos tú y yo.
Tú me mantendrás siempre volando alto
en el cielo del amor.
No piensas que llegó el momento
de hacer lo que siempre quisimos.
Un día llegaremos tan alto.
Porque incluso lo imposible
es fácil cuando nos tenemos el uno al otro.
Un día llegaremos tan alto.

Comentarios

  1. No sé si alarga la vida pero desde luego la hace mejor tal y como la explicas, habla por ti, acompaña tus buenos y malos momentos.
    Me apena ver que ya no puedo escucharla todos los días. Lo que no he perdido, el emocionarme hasta ponerme los vellos de punta o llorar con ciertas canciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso siempre te quedará, así como el eco de la música resonando en tu mente.
      Un beso enorme :)

      Eliminar

Publicar un comentario